miércoles, 7 de diciembre de 2011

'Awkward': no es otra estúpida serie americana



Por Lorena Papí.

Teenagers. L.A. Palos Verdes, para más señas. Un instituto (Palos Verdes High School). Animadoras, guapos épicos. Chica "rara" que sueña con ir al baile con el tío más bueno del insti. Por arte de magia, el sueño se cumple.

Y con esta breve descripción podría estar refiriéndome a cualquier americanada de esas a las que el circuito comercial estadounidense nos tiene tan acostumbradas. Y sí, es justo eso. Pero al mismo tiempo no lo es. 'Awkward' (MTV) cumple todos los requisitos de una serie de adolescentes made in USA. Sin embargo, aunque integra todos y cada uno de los elementos comunes llevando hasta límites ridículos el concepto de lo tópico (hasta hay un guiño a '16 candles', el paradigma de las pelis de este sub-género), los gestiona con bastante acierto.

La chica rara no lleva gafas, ni brackets. Ni esconde un cuerpo de escándalo bajo unos ropajes monjiles. Más bien es bastante guapa, inteligente y sarcástica. Diferente. Si ese fuera un instituto español, a Jenna Hamilton (Ashley Rickards, 'One Tree Hill') le lloverían las proposiciones. Pero estamos en América, y allí el concepto de raro tiene más que ver con lo impopular. Si no estás con los guays, eres una perdedora. Si no tienes vida social, no eres nadie. Y Jenna lo tiene todo para ser una perdedora.

Un desafortunado incidente hace que todos crean que Jenna ha intentado suicidarse. Siendo una adolescente y teniendo una vida tan patética a nadie le sorprende. Así que Jenna tendrá que luchar a diario con este estigma. Que, por cierto, parece perseguirle, pues hace muy poco pudimos verla en el 1x04 de 'American Horror Story' (Halloween) interpretando, precisamente, a una muerta. Eso sí, por lo menos era una animadora muerta.
 
Como si de una cuestión kármica se tratase, todo parece ir en contra de Jenna. Pero ella se pondrá manos al asunto, y, con la ventaja que le da ser mucho más inteligente que el resto del reparto, logrará hacerse popular y hasta podrá elegir chico para el 'formal winter' (sí: todo la parafernalia: limusinas, ramilletes y reina del baile. Aunque con sorpresa final). La 'chica invisible' va plasmando sus progresos en un blog, como una aprendiz de Carrie Bradshaw pero con menos años y mucha más cabeza, hasta alcanzar su catarsis final (de final de temporada): soy Jenna Hamilton, y estoy aquí.

Aunque los personajes del instituto son clichés andantes (no faltan una sádica como Sadie o la guapa tonta como Lissa), los adultos le dan el golpe de irreverencia final a la serie. Adultos, que se comportan como adolescentes y provocan situaciones hilarantes y surrealistas.

Queda claro que hablamos de una comedia ligera, sin pretensiones, asequible (tan sólo duran 20-22 minutos), con personajes muy trillados y con un argumento requetesobado. A priori, lo tenía difícil para triunfar. Sin embargo, precisamente por la naturalidad con la que asume su condición, acaba siendo algo más de lo que pretendía. Servidora se ha tragado la primera temporada del tirón y adora a Jenna. No digo más.

Y no soy la única. MTV confirmó una segunda temporada cuando apenas se habían emitido cuatro capítulos (se estrenó en julio de este año). Para los que no la hayáis descubierto, la primera temporada está completa en la red. Para los demás... 'coming soon'.

SIGUE SERIES EN BOLA EN ELECTRODUENDE.COM 





1 comentario:

Sandro dijo...

Yo la estoy viendo actualmente, haber si acabo los pocos capítulos que tiene.
Me gusta, es entretenida! Y me encanta ver a Beau Mirchoff de Mujeres desesperadas en todo su esplendor hehe!

Saludos.