jueves, 15 de noviembre de 2007

Antonio Ozores: "No tengo hueco en la tele"




Antonio Ozores es uno de los grandes de nuestro cine y de nuestra cultura. Lleva más de medio siglo dedicado a la profesión como director, actor y autor. Actualmente, dirige a su hija Emma Ozores (Aquí no hay quien viva) y al joven Daniel Huarte (Al salir de clase) en su obra teatral El último que apague la luz , que se representa en el Teatro Nuevo Alcalá de Madrid.

¿Usted ha sido alguna vez el último?

Sí, cuando empecé en el cine y en el teatro era el último. Siempre he empezado por abajo.

Y, ¿siempre ha apagado la luz?

Sí, por ahorrar más que nada.

¿Cómo definiría su humor?

Surrealista, del tipo de Tip, Gila... Es un humor un poco raro.

El humor que se hace en la televisión actual está repleto de monólogos del mismo palo, ¿a usted le gusta?

Algunas cosas no están mal pero es que siempre se hace lo mismo. Te quiero decir que en estas cosas lo que hay que hacer para triunfar es salirte de norma, como se salio Tip, Gila y como me he salido yo. Si te sales de norma, el público lo admite porque es distinto a lo que ven

¿Qué recuerdos guarda de sus épocas en el ‘1, 2,3'?

Un recuerdo muy agradable porque ten en cuenta que teníamos 28 millones de audiencia. Ahí me inventé muchas frases y luego las conocía toda España. El ‘Ya somos europeos' o ‘El no hija no', me dieron mucha popularidad.

¿Y de dónde sacaba esas frases?

No sé, no sé... son cosas que yo me inventaba sobre la marcha y no te puedo decir de dónde salían.

¿No hay hueco para usted entre tantas televisiones como hay ahora?

No, porque cuando yo llevo el guión de una serie a televisión siempre es original o distinto. Y entonces me dicen eso de: "no es lo que estamos haciendo ahora"; y yo digo siempre lo mismo: "por eso lo traigo, porque no es lo que están haciendo ahora". Y me contestan: "si me hicieran una cosa como lo de Telecinco...". Y yo digo: "Pero ya está Telecinco haciendo eso. Yo traigo otra cosa".

¿De qué trata la serie?

He mandado varias. La última se llama "Mi hija y yo", y va de que a mi me gusta lo moderno y a mi hija lo antiguo. Trata del choque que tiene la familia por el conflicto generacional, y luego más cosas que pasan. Pero como esto no se ha hecho nunca en televisión, pues nunca lo quieren.

TVE le retiró en los noventa su última serie ‘El sexólogo' y dijeron que era por pornográfica...

Me sentó muy mal porque aquello fue una cosa política, aunque se nos acusó de pornográficos. Yo he hecho 267 películas y mi hermano 100, y jamás hemos hecho nada pornográfico. Lo que están haciendo ahora en el cine sí es pornográfico.

¿Qué cosas no le hacen ninguna gracia a Antonio Ozores?

Pocas cosas. Cosas en general.

Colaboró con Luís del Olmo, Mingote, Tip y otros tantos en Este país necesita un repaso, ¿cree que aún lo sigue necesitando este país?

Sí, cualquier país necesita que se le de un repaso. Lo que pasa que no nos dejan porque la libertad de expresión es muy relativa.

El "¿por qué no te callas de el Rey?" fue como una frase de las suyas, ¿qué le pareció?

‘¿Por qué no te callas... gilipollas?' le debería haber dicho, además.

¿El Rey a Hugo Chávez?

Sí, sí. (Ríe).- Oye, igual se lo dijo y no se publicó.

Y Chávez podría haberle dicho al Rey...

No creo que se atreva, ya tiene bastante descontento a su pueblo por cómo está gobernando.

Usted puso de moda el "somos europeos", ¿se siente más europeo que español?

Pues no. Yo me considero más español. Y más de un pueblo de Valencia que es donde nací que se llama Burjasot. Me considero primero de Burjasot y luego español.

Véndame su obra ‘El último que apague la luz'...

No es una obra al uso, es de crítica a la sociedad actual y a las parejas. Propongo un sistema para que las parejas se dejen de aburrir y comiencen a pasarlo bien. Es una comedia honrada y por eso está gustando mucho y tenemos lleno diario.

Daniel Huarte, su actor, metió una morcilla el otro día en directo rimando El alcalde Zalamea con "mea", ¿a usted le molesta que los actores improvisen de esta manera?

Sí, y ya le he echado la bronca. Porque no hace falta decir groserías.

Pero sin embargo, la frase funcionó...

Sí, pero yo he hecho doscientas comedias y ciento y pico películas, y nunca he dicho nada sin consultar con el director. Es un chico que tiene 29 años y yo 220, y entonces hay diferencias de opinión.

¿Qué es lo que le queda a Antonio Ozores por hacer?

Pues cantar opera.

¿Se lo plantea?

No, no. Después de morir Pavarotti, ya soy incapaz de destruirle a él.

-----
SIGUE...

ADIÓS A ANTONIO OZORES: "MEJOR VERTE QUE EXPLICARTE"