jueves, 10 de enero de 2008

Ana Rosa Quintana: "Vivo el sexo como si tuviera veinte años"




Con Ana Rosa me he entrevistado varias veces. En esta charla en concreto me habla sobre sus deseos y su relación con el poder. Además, confiesa algunos secretos de su vida personal, profesional y sexual.


Vivimos en tiempos como para disfrutar de la política...


Por eso te digo, que a lo mejor el año que viene la política es un tema que me mata, y me entretiene un reality nuevo con el que me parta de risa.

¿Por qué la prensa rosa la respeta tantísimo?

Porque mi vida es bastante aburrida, con el horario que tengo hago una vida asocial.

Una lista que ha sacado El Mundo la sitúa como la séptima mujer más poderosa de España, por detrás de María Teresa Fernández de la Vega, Esperanza Aguirre o las Koplovich

(Ríe) Me da la risa. Nuestro poder es prestado y coyuntural. El poder es el de ellas que tienen la capacidad de cambiar las cosas realmente.

¿Le gustaría dar el salto a la política algún día?

Me encantaría entrar en política, lo que pasa es que no tengo partido.

Bueno, Eva Hache tiene el suyo...

(Ríe) Se ha hecho el suyo propio. Es una idea.

¿Ophra Winfrey es su modelo a seguir?

Ella sí que tiene poder real en EE UU. Suelo ver sus programas y va un poco en la línea de lo que hacemos nosotros.

Usted ya casi la ha superado...

Ojalá, ya me gustaría a mí. A ella le ven cuarenta millones y a mí me ven dos.

¿Cuántos zapatos tiene?

Tengo vicio. Me encantan los zapatos, los uso, pero luego se los paso a mis amigas. No soy de acumular cosas.


¿Qué ha sacrificado Ana Rosa Quintana por su profesión?


Prácticamente nada. Tengo mucha capacidad de trabajo y resistencia física.


¿Qué no estaría dispuesta a sacrificar nunca?


No sacrificaría a mi familia por nada del mundo.

Mabel Lozano, Lydia Bosch, usted... son la generación de los mellizos...

Sí. Sus casos los desconozco, pero cuanto más mayor eres, hay más propensión a tener mellizos.


¿Los gemelos golpean dos veces?


Son estupendos. Es una experiencia maravillosa, pero sí que es muy duro.

¿En qué momento se dio cuenta de que era más popular que desconocida?

Cuando fui a comprar el pan y me llamaron por mi nombre.

¿Cómo lleva la fama?

No he vivido el acoso por la calle. Mi perfil es más cercano que el del famoso estrella, y nunca he tenido ningún problema.


¿Qué entrevista le salió redonda?


Siempre me quedo con las ganas de preguntar algo. Aunque estoy en un punto en el que pregunto lo que quiero.

¿Qué le han enseñado sus pequeños?

Me río mucho más gracias a ellos. Y verlos sorprenderse con los regalos de este año ha sido increíble.

¿Veía las parodias de Homo zapping que le ponían de egocéntrica?

Y de superpija. Las veía de vez en cuando, pero no me sentía muy identificada.


¿Se iría a Supervivientes?


Supervivientes es en el único reality en el que participaría.

¿Es muy arriesgada?

Soy muy dura, he escalado y aguanto bien el no comer y el tener incomodidades.

¿Sustituiría a Concha Velasco en Herederos, serie que usted produce?

Nunca haría de actriz.

¿Cómo se vive el sexo a los cincuenta?

Estupendamente. Igual que a los treinta o a los veinte. Tú sabes que el sexo no es una cuestión de físico sino de cabeza.

¿Estaría dispuesta a conducir el debate que les ha planteado 20minutos.es a Zapatero y a Rajoy?

Yo, encantada. Contad conmigo. Me gustaría tenerlos en mi programa y hacer un debate alternativo, con temas que no sean los típicos de siempre.

¿Si Hillary es la nueva presidente de EE UU, mejorará la situación mundial?

Me encantaría que lo fuera, pero lo está teniendo difícil. Estuve a punto de entrevistarla en una ocasión, y al final no pudo ser. Creo que no le acompaña el físico para ser presidenta.


Ana Obregón ha obtenido recientemente un premio a la mujer empresaria. Si la Obregón recibe este galardón, ¿qué se merecería Ana Rosa?


No lo sé. No estaremos en la misma liga.

¿Qué le queda a Ana Rosa por hacer?

Mil cosas. Creo que aún hay que hacer cosas en el campo de la solidaridad bien entendida. Construimos un centro para mil niños gracias a la venta del calendario solidario, y ese fue el mejor regalo de Reyes que me han hecho.


SIGUE LAS ENTREVISTAS A LOS MUNSTERS DE LA TELE DE CRISTAL