domingo, 11 de agosto de 2019

Rojo

Rojo **** (2018) ARGENTINA. 109 min. Estreno: 2 de agosto.

Un altercado aparentemente aislado en un restaurante provoca un asesinato que destapará todo un entramado político a mediados de los 70 en Argentina. Tercer largometraje de Benjamín Naishtat por el que consiguió el premio al mejor director en el pasado Festival de San Sebastián, así como para su protagonista Darío Grandinetti y para la fotografía del film.

No por nada, los parajes desérticos donde se desarrollan partes esenciales de la cinta se convierten en un escenario perturbador donde el crimen puede campar a sus anchas en un clímax de horror realista de una historia que muestra la degradación moral de sus protagonistas.

Así, el thriller como género sirve de vehículo perfecto a su director y guionista para articular una dramática cinta que por otro lado explica la situación de corrupción y pérdida de valores vivida en el país, previa al golpe de estado que dio pié a la dictadura militar iniciada en 1976.

miércoles, 31 de julio de 2019

La gran familia de Santiago Segura

Padre no hay más que uno *** (2019) ESPAÑA. Estreno: 1 de agosto.
Tras sus cinco películas de la saga de TorrenteSantiago Segura, con esta y su anterior cinta, Sin rodeos, parece buscar el éxito con una fórmula no muy habitual en España, la del remake, que tan bien le funcionó a su amigo Álex de la Iglesia con Perfectos desconocidos o hace más años a la muy comercial Tres metros sobre el cielo.

Como en su anterior película, vuelve a colaborar en la escritura del guión con Marta González de la Vega, actriz y guionista del programa televisivo de José Mota y también como en aquella parece sumarse al feminismo latente con historias que ponen de manifiesto el papel de la mujer en la sociedad, aunque en esta, él mismo sea el protagonista.

En ella, Segura interpreta al padre de una familia numerosa que inmerso en su trabajo de programador informático, deja toda la carga del hogar a su esposa. Saturada entre su trabajo y las responsabilidades familiares, ella se acabará tomando unas vacaciones por su cuenta, dejando que su marido se encargue de todo.

martes, 23 de julio de 2019

Venganza bajo cero

Venganza bajo cero *** (Cold Pursuit. AKA: Hard Powder, 2019) 118 min. REINO UNIDO-NORUEGA-EEUU-CANADÁ-FRANCIA-ALEMANIA. Estreno: 26 de julio.

Esta historia sobre la venganza de un padre, en cadena, sobre los responsables del asesinato de su hijo hasta llegar al jefe de una banda de narcotraficantes, es una traslación americana de la película noruega Uno tras otro, In Order of Disappearance (2014), dirigida por el mismo realizador de esta, Hans Peter Molland, encargado, por ejemplo, de la tercera cinta de Los casos del Departamento Q, Redención (2016).

De esta manera, mientras los fiordos noruegos son sustituidos por el paraje nevado de Alaska, el protagonista de aquella, Stellan Skarsgård, es interpretado aquí por el estoico Liam Neeson en un personaje que mezcla la furia de Charles Bronson con la elegancia de Uma Thurman, dos interpretaciones dignas de recordar en clásicos sobre venganza como Death Wish y Kill Bill.

Un thriller de acción con toques de comedia negra, al estilo del cine de Tarantino, que supone una urdida trama donde los perseguidos se convierten en perseguidores, pero a su vez serán también buscados por otra banda rival cuando se desata la espiral de violencia en la que cualquiera puede caer.

miércoles, 10 de julio de 2019

Las bandas sonoras de Fernando Velázquez con la Orquesta Sinfónica y Coro RTVE

La Orquesta Sinfónica y Coro RTVE, bajo la dirección de Fernando Velázquez, ofrece este jueves 11 de julio en el Teatro Monumental un concierto de música de películas y series compuestas por él (‘La otra mirada’, ‘Lo imposible’, ‘El orfanato’, ‘Un monstruo viene a verme’, ‘Zipi y Zape’ o ‘Lo nunca visto’, película participada por RTVE que se entrena este fin de semana).


 Por la alfombra roja pasarán protagonistas de las series de RTVE, como las actrices de ‘La otra mirada’ Macarena García, Ana Wagener, Paula Nieta y Dariam Coco; Paloma Bloyd de ‘Cuéntame cómo pasó’, el reparto de ‘Acacias 38, Mamen Camacho, de ‘Servir y proteger’, o Elisa Mouliáa, de ‘TVemos’; Yolanda Flores, que presentará el concierto, así como Zahara que cantará ‘Nadie va a venir a buscarte’, de la película ‘Contratiempo’ y Ricardo Nkosi, intérprete de ‘El rey león’ y de ‘Lo nunca visto’, que interpretará un tema de esta película, entre otros.

martes, 9 de julio de 2019

5-6-6: Visiones De Cine

¡Electrocinefilia!

A Contracorriente Films presenta este verano Visiones De Cine, una serie compuesta por 6 películas documentales nuevas e inéditas que servirán para entender mejor el séptimo arte de la mano de personajes ilustres del mundo del cine.

Desde el viernes 5 de julio, con el estreno del último trabajo de la eterna cineasta Agnès Varda, cada viernes llegará a los cines una de las seis películas, cada una de las cuales permanecerá en salas durante una semana.

Durante 6 semanas, 6 películas documentales
nuevas e inéditas para entender mejor el séptimo arte. A continuación, todos los detalles sobre las películas: 





VARDA POR AGNÈS
De Agnès Varda
Estreno: 5 de julio 2019


Una película documental única e impredecible de una narradora fascinante. El nuevo y último largometraje de Agnès Varda arroja luz sobre su experiencia como directora, aportando una visión personal de lo que ella llamaba "escritura de cine". Pasión y sabiduría en toda una lección de cine. 

La última película de Agnès Varda ("Caras y lugares"), ganadora del Premio Donostia en el Festival de San Sebastián y Oscar honorífico 2018 por toda su carrera. Un recorrido único por su rico legado creativo. 

La inconformista rebelde nos guía a través de un relato animado y atractivo de sus inspiraciones, prácticas de trabajo y compromiso con la audiencia. Una excelente cartilla de presentación para los recién llegados y un maravilloso regalo de despedida para los fanáticos de toda la vida. La manera perfecta para que una autora legendaria tenga la última palabra.

---

Y más electroinformando.

jueves, 27 de junio de 2019

Juan Torres: “Se habla de que estamos a las puertas de la cuarta revolución tecnológica”

Juan Torres López (Granada, 1954), acaba de publicar "La Renta Básica" de la editorial DEUSTO y se integra en Los Munsters de ELECTRODUENDE para hablarnos de 

 "¿Qué es, cuántos tipos hay, cómo se financia y qué efectos tiene?" 

Además, nos habla sobre sus otras obras, sus opiniones acerca del panorama actual español, sus libros favoritos (de los más de 20 que ha escrito), y sus ELECTROFAVORITOS de todas nuestras secciones.


1.      Los estudios apuntan a que la felicidad va más asociada al modo de vida que al poder adquisitivo, ¿podríamos hablar de Tiempo Básico Universal, más que de Renta?
Creo que son dos cosas distintas. Los seres humanos necesitamos producir bienes y servicios que no están a nuestra libre disposición para satisfacer nuestras necesidades. Para ello hay que organizar la vida social de algún modo, se precisa la contribución generalizada de todos nosotros, cada uno con sus habilidades, conocimientos, preferencias, cultura… Colaboramos para proporcionar ingresos a otros y para disponer nosotros de ellos y así satisfacer nuestras necesidades. El tiempo es también un bien escaso y su disfrute no puede ser tampoco un capricho. Con él, decidiendo cómo lo utilizamos, decidimos qué necesidades vamos a poder satisfacer y cómo. Claro, que se podría decir, por reducción, que las rentas, los ingresos, no son al fin y al cabo sino una remuneración de las distintas cantidades de tiempos que se precisan invertir en cada actividad que es necesario llevar a cabo para satisfacer nuestras necesidades.

2.      ¿Qué hay que decirles a los que defienden que la Renta Básica Universal fomentaría la holgazanería y el parasitismo?
Que analicen lo que ha sucedido cuando se han realizado algunas experiencias de aplicación. Es cierto que disminuye (en proporciones que pueden ir entre el 1% y casi el 30%, según el tipo de personas, sexo, condición, etc.) el tiempo dedicado al empleo remunerado, pero eso de ninguna manera equivale a holgazanería.

3.      Sólo en España hay millones de personas sin ingresos. ¿Acabaría la Renta Básica Universal con la Economía Sumergida?


No necesariamente. No creo que tenga mucho que ver una cosa con la otra.

4.      ¿Qué cantidad sería la propicia para ofrecerla en España?
Quienes defienden la aplicación de una renta básica universal proponen una cantidad que fuese suficiente para tener impacto y, al mismo tiempo, para garantizar que su financiación es posible y sostenible a lo largo del tiempo. Concretamente, o el 25% del PIB del territorio donde se implante o el umbral de pobreza (60% del ingreso mediano).

5. ¿En qué medida afectará la robotización al empleo y las pensiones?, ¿en qué fechas y qué profesiones se verán más afectadas?
Se habla de que estamos a las puertas de la cuarta revolución tecnológica, lo que significa que ya se han vivido tres, suficientes para saber qué efectos tiene. Siempre que se aproximan provocan el mismo miedo: “¡Las máquinas destruirán nuestros empleos!” Lo que sabemos, sin embargo, es que eso no tiene por qué ocurrir si junto a las ganancias de productividad que lleva consigo el cambio tecnológico disminuye la jornada laboral y si se aplican políticas que aumentan la renta y el gasto en lugar de frenarlo. Si eso no ocurre, o si las ganancias de productividad van a la inversión financiera improductiva, entonces sí que un cambio tecnológico trae consigo paro masivo. Ese razonamiento es el que lleva a muchos autores a decir que la renta básica no es necesaria. Y a sus defensores, sin embargo, a decir que solo gracias a ella será posible que los trabajadores tengan el poder de negociación suficiente para lograr que disminuya la jornada.

6.      ¿Crees que algún día llegará la Renta Básica a España?
No lo puedo saber. Sólo tengo la seguridad de que dentro de unos años contemplaremos este tipo de alternativas, las fórmulas para financiarlas y sus efectos… desde perspectivas y con presupuestos muy distintos a los de ahora.

7. ¿Por qué hay parados y obreros de derechas? 

Porque los que se benefician de su trabajo, para poder hacerlo, necesitan que la sociedad en su conjunto legitime lo que hacen y por eso invierten en medios de información y de formación de la conciencia y de las ideas. Es obvio.

8.      Eres autor de más de una veintena de libros, ¿de cuál te sientes más orgulloso? 

Todos tienen una parte de mí, todos son el resultado de mucho tiempo de reflexión. Quizá de Manual de Economía Política, que ha logrado enseñar cómo funciona la vida económica a miles de personas desde un punto de vista crítico sin necesidad de ocultar o deformar los planteamientos de quien no la analiza como yo. 

9.      ¿Sobre qué te gustaría escribir que aún no lo hayas hecho?
Yo tuve hace bastantes años un incidente cardiaco que superé con alegría y (de momento) con buena salud y me gustaría ayudar a la gente, que sé que asusta cuando le pasa lo que me a mí me pasó, para que pueda afrontar estos episodios con salud y buen humor. 

ELECTROFAVORITOS: 

Cine: Casablanca, El Golpe, El niño (Chaplin) 

Libros: Los viajes de Gulliver (¡en versión completa, por favor!), Cien años de soledad, Sinuhé El Egipcio 

Teatro: Esperando a Godot, La casa de Bernarda Alba, La vida es sueño 

Música: Valses, Clásica en general, Master of Puppets

viernes, 7 de junio de 2019

Ángel Gómez de Ágreda: “Tenemos los sentimientos hackeados”


El Coronel del Ejército del aire Ángel Gómez de Ágreda estrena libro este mes: Mundo Orwell, cuyo título lo dice todo. 

El militar se convierte en Munster de ELECTRODUENDE para hablarnos sobre el futuro que ya es cada vez más pasado, la seguridad virtual, las intenciones políticas, lo que hay detrás, la educación, la humanización del trabajo, la renta básica y muchos otros temas orwellianos.

ELECTROTITULARES:

"La diferenciación generacional va a ser cada vez mayor"

“Vivimos en un permanente estado de Guerra no declarada”

“Ahora todo se queda en los superficial y lo inmediato”



“Para nuestros hijos, nuestros padres están tan lejos en el tiempo como podían estarlo para nosotros nuestros antepasados del siglo XVIII”

“Tenemos una sociedad con un talento inmenso a la espera de iniciativas”.

¿La guerra ya es la paz?
Vivimos en un permanente estado de no-paz, sin que llegue a ser una guerra. Es una situación de competición estratégica continua entre países, corporaciones e individuos que, de forma simultánea, están también colaborando entre ellos en el día a día.
La no-paz, o guerra no declarada, es un fenómeno permanente como el que describe Orwell en 1984. Es una guerra que se libra en la gente. Nos hemos convertido en el campo de batalla de esa competición porque los datos y las ideas e ideologías son realmente el objetivo de la misma.

¿En qué medida un usuario normal puede sentir amenazada su libertad en un mundo hiperconectado?

Desgraciadamente, la estrategia que se sigue es demasiado sutil como para que, en la mayor parte de las ocasiones, el usuario se sienta amenazado. Sin embargo, el filtro que se establece respecto de la información que nos llega, la superficialidad con que la tratamos y la caducidad de su vigencia hacen que nuestra libertad quede muy condicionada por la falta de criterios fundados sobre los que elegir.
El ciudadano tiene hoy el mayor acceso a la información de toda la historia. Pero también una información más degradada e irrelevante.

Pese a que se dice que los robots sustituirán en 2025 más de la mitad de los empleos actuales, defiendes en MUNDOORWELL que se fomentará la creatividad y la inteligencia social por los que el mundo será mucho más humano.  ¿No hemos mecanizado ya las relaciones personales?
Más que mecanizar las relaciones personales, estamos dando un excesivo protagonismo al medio a través del cual las mantenemos. Creo que el verdadero reto que tenemos por delante es saber utilizar las herramientas como lo que son y no a intentar mimetizarnos con ellas.
Las máquinas van a asumir la mitad de las tareas, no de los empleos. Lo más probable es que sigamos siendo los humanos los que hagamos los trabajos, pero con un apoyo creciente de las máquinas. Esto, efectivamente, representa una oportunidad para que podamos centrarnos en aquellas tareas en las que tenemos ventaja sobre las máquinas: las creativas, empáticas, innovadoras…


Juan Torres nos defendía la Renta Básica en este Munster sobre su libro y tú también lo haces cuando hablas de esta liberalización productiva que traerán las máquinas, ¿crees que las políticas de los gobiernos van a la par de esta inminente realidad?
En primer lugar, creo que no es una realidad inminente. Está habiendo ya experimentos en este sentido de proporcionar a todos los ciudadanos una renta básica que le permita subsistir, incluso si decidiese no trabajar y proporcionarse otros ingresos. No obstante, el problema que tienen es que su alcance es muy limitado tanto en el tiempo como en la población que abarcan.
Para que se pueda hacer realidad esta política lo primero que necesitamos es que las máquinas puedan asumir una parte importante de la tarea productiva. No estamos todavía en ese estadio y, por lo tanto, los experimentos están viciados de partida. A pesar de todo, aportan datos y conclusiones interesantes.

Resulta, por ejemplo, que no somos tan vagos como creemos y que tenemos una necesidad natural de aportar a la sociedad. Aparte de unos pocos elementos parásitos, la mayoría de la población se sumaría a esta iniciativa contribuyendo su esfuerzo para, a su vez, mejorar sus condiciones de vida.
La renta básica universal permite, bien planteada, hacer más humano el trabajo de las personas.

Pero también corremos el riesgo de convertirnos en autómatas mantenidos en la indiferencia y al servicio de grandes corporaciones.

¿Es posible vivir anónimamente hoy en día?
Es cada vez más difícil porque las sociedades tienden a dotarse de los instrumentos para captar tantos datos de los ciudadanos como sea posible para conocerles mejor y hacer más eficiente su labor. Eso, además, se une a un interés similar por parte de las corporaciones respecto de sus clientes -que no dejan de ser esos mismos ciudadanos. La persona individual queda sujeta a este escrutinio que “mejora su experiencia de cliente” y hace su vida más cómoda, pero a costa de su individualidad.

¿Tenemos los sentimientos hackeados?
Si utilizamos el término en forma metafórica, sí. El componente humano del ciberespacio también es accesible a través de los sentimientos, de los afectos. En ese sentido, somos muy vulnerables a la ingeniería social. El ego, especialmente, es una puerta trasera a nuestros sentimientos y afectos. Pensamos tanto más con el corazón cuanto menos tiempo tenemos para usar la cabeza. El ritmo acelerado de la vida contemporánea nos lleva, sin duda, a ser vulnerables a nuestra propia naturaleza sentimental.

La idea de que todo está en La Red y lo que prima es la manera de contarlo (todólogos), ¿estamos perdiendo la capacidad de recordar, de retener? ¿el fin de la memoria del ser humano?
Hemos cambiado el paradigma. De la sociedad de la información, en la que el acceso a los datos es lo importante, hemos pasado a la sociedad del conocimiento, en que lo relevante es la integración de esos datos -disponibles para todos en Internet. 

Ahora estamos en la sociedad de la atención. Las redes compiten por nuestra atención a corto plazo. Hemos perdido capacidad para mantener esa atención más allá de unos pocos segundos. 

La “memoria de pez” de la que hablamos se ha instalado en el discurso de manera que todo se queda en lo superficial y en el mensaje inmediato. No hay análisis.
Pero, cuidado, tampoco hay olvido. Nosotros podemos olvidar -y olvidamos- en apenas unos segundos para pasar al siguiente tema, pero las redes siguen actuando como un notario que deja registrado todo lo pasado. Como no podemos escondernos, hemos optado por correr, pero eso también tiene sus riesgos.

Kubrick nos hablaba en 2001 del vencimiento a la máquina Hall que, aunque es inteligente no siente, no conserva la capacidad de amar ¿en qué medida nos estamos convirtiendo en Hall?
Es un riesgo evidente. Cuando una sociedad empieza a plantearse otorgarle derechos a las máquinas inteligentes en un intento de liberarse a sí misma de responsabilidad estamos perdiendo nuestra humanidad. Vivir con máquinas no debe significar convertirse en una de ellas, sino todo lo contrario.

Los niños de hoy (nacidos en el mundo digital) y sus abuelos (ignorantes digitales) ¿tienen las mismas relaciones que antiguamente o son dos mundos incomunicables? ¿está la educación adaptada a la nueva era?

El crecimiento actual es exponencial, es decir, cada año que pasa es equivalente a cada vez más años de hace unas décadas. En realidad, la diferencia generacional entre abuelos y nietos actuales puede ser equivalente a la de siglos de hace unos años. Para nuestros hijos, nuestros padres están tan lejos en el tiempo como podían estarlo para nosotros nuestros antepasados del siglo XVIII.

De hecho, mis hijos veinteañeros sienten más lejos ya a generaciones unos pocos años menos que ellos de lo que me sienten a mí. La diferenciación generacional va a ser cada vez mayor.

La educación sigue anclada en un sistema productivo de la Revolución Industrial.

Los cambios recientes son insuficientes, pero también es cierto que reflejan el momento de cambio en el que estamos y las necesidades sociales que siguen vigentes como residuo industrial del pasado.

¿Cómo siendo coronel del ejército del Aire se cae de lleno a ser un experto en “las redes”?
Dos matices. No creo ser un experto ni creo haber caído de lleno. Cualquier Oficial de Estado Mayor tiene que asumir un conocimiento trasversal de todos los aspectos que puedan afectar a la Defensa. 

En mi caso, me he interesado más en los aspectos tecnológicos, pero también sociológicos. Me preocupa como persona y ciudadano, y me preocupa como militar. Por suerte, en España, las Fuerzas Armadas están en primera línea en estos aspectos.

Y tenemos una sociedad con un talento inmenso a la espera de iniativas.

ELECTROFAVORITOS:
Cine: El silencio de los corderos. La misión. Trilogía de El Padrino.
Libros: El último vino (Mary Renault). Diplomacia (Kissinger). Así se domina el mundo (Pedro Baños).
Teatro: Don Juan Tenorio. Y todas las del Siglo de Oro de Calderón y Lope.
Música: La banda sonora de El fantasma de la Ópera, La flauta mágica y la música de los 70 y 80 en general, con Mecano y Supertramp al frente.