miércoles, 23 de mayo de 2018

Me limpio el culo con esta democracia ¡PÁSALO!

Como un ciclón electrovoltaico pasó nuestro Willy Toledo, Munster de Electroduende, por La Sexta este miércoles.
Repasemos paso por paso, si quieres (mint 12:23):

"Tenemos un jefe del Estado elegido por gracia de Dios y por gracia de Francisco Franco, de una asesino, al que nadie puede votar ni revocar. ¿Esto es democracia? Para mí, no. Seguramente para usted sí... No me jodáis en que vivimos en una democracia porque tú estás legitimando diciendo estas cosas todas las aberraciones antidemocráticas que está sufriendo el pueblo español.

Porque si una democracia mete en la cárcel 3 años y medio a un rapero no es una democracia, o yo me limpio el culo con esa democracia; Si una democracia tiene a centenares de diputados y a un partido (que la propia Policía de Valencia lo autodenomina "Organización Criminal"), que sigue en el gobierno, yo me limpio el culo con esa democracia; que el jefe del Estado de nuestro país sea un rey, un monarca cuyo padre era el nieto de Franco y se ha llenado los bolsillos de robar en comisiones por cada barril de petróleo Saudí que Arabia vendía a este país (el Rey Juan Carlos se llevaba como mínimo un euro)... Nos gobiernan auténticos criminales. Si esto es una democracia, yo me limpio el culo con esta democracia. Mi compañero Alfon lleva 2 años y medio en la cárcel por un montaje policial contra él, cuando no hay nada; la gente está en la calle sin vivienda, sin salud, sin educación... No me jodáis con la democracia, hombre.

Y tú estás legitimando directamente todo este fascismo encubierto diciendo que vivimos en una democracia. Fíjate que democracia hay en este país, que esta cadena, en la que tú tienes mucho poder, a mí me tiene PROHIBIDO trabajar desde hace 5 años por emitir mis opiniones políticas. Ven a preguntarme a mí si vivimos en una democracia, cuando A3, T5, o como os llaméis... LA MAFIA MEDIÁTICA de este país. Invítame un día, ¿a que no me invitas un día? ¿Cuándo voy un día y hablamos de EL SEÑOR VASILE y de quién decide quién hace o no cine en este país?" THE END.

ELECTRORELACIONADAS:

JESÚS CINTORA, MUNSTER DE ELECTRODUENDE: "ASPIRAMOS A NO SER SIERVOS"


lunes, 21 de mayo de 2018

Piscinas de vino y rosas

¿Un partido de izquierdas de verdad, el único con mediana representación que hay en este país, debería de tener su sede en La Frontera de Melilla y hacer campaña electoral con carteles solo en los contenedores?

Qué nos importa cómo gestionen el dinero público los representantes, ¿verdad, KO Diario? Lo que los define de verdad es dónde se van de vacaciones, dónde compran la ropa y qué marca de arroz comen.

Dice Raquel Ejerique, de ElDiario.es: "Dimitir es un acto personal que se debe hacer en conciencia, no por referendum." 

Pues no le veo yo la paradoja: Si tu conciencia es el referéndum, no veo nada más personal que apostar por el para tomar la decisión de dimitir o no. Tú, tú mismo, e Irene.

Su coherencia, por tanto, es la votación popular por saber si son dignos o no para seguir ejerciendo su cargo. ¿Hay algo más democrático sin esperar a las urnas? Me recuerda este Sálvame Diario Podemita a la cacería que sufrió Carmena por irse de vacaciones nada más aterrizar en el Ayuntamiento. La flor de Carmena es ya la escobilla del baño de Pablo.

¿Piscinas de rosas, ahora?

¿Tampoco podrías ser dirigente del PP de vivir en Orcasitas? Absurdo. La casta no es tener una hipoteca de casa con piscina, hombre, es otra cosa. Ya de paso que dimita Jorge Verstrynge por llevar tantos años en periodismo y no estar ya de fijo en El Gato al agua.

Jamás han dicho que tener una hipoteca de 600.000 euros sea de ricos. ¡Que es del banco hasta dentro de 30 años, cuando ya estarán jubilados (con suerte si el PP no sigue destrozando el Sistema de Salud Pública y nos veta a los de idelogía distinta en la privada) Cada uno administra su dinero, ganado honradamente, como le va en gana. No veo debate.


Y después, amigo Kichi Park:

ESO de "vivir como la gente CORRIENTE" suena sucio. Hay que vivir como la gente NORMAL. Los corrientes son obreros taxistas fachas y similares; los normales creen en pan, educación, sanidad y vivienda para todos (independientemente de su cuna o de su status económico).


Lo que es peligroso y perjudica al país, no es el chalet en Galapagar, sino los millones de personas MUY EQUIVOCADAS, ADOCTRINADAS, TELEDIRIGIDAS Y ENGAÑADAS a los que las derechas están matando, animándolos a inmolarse en cada urna general y autonómica.

Referéndum nacional ya para votar si es coherente o no que los parados, los pensionistas, los estudiantes de la pública y los españoles sin seguro médico privado puedan votar al PP. Discutir sobre el chalet y no sobre por qué los obreros, sin independencia económica, votan derecha es caer en el lúmpen intelectual.

¡Change, por Dios, por Ana Rosa!

Y ya puestos (rizando el Lacoste como se va rizando):

¡Dónde se ha visto ser dirigente de Podemos y poder permitirse parir 2 hijos de golpe y cesárea! Referendum ya para decidir a quién de ellos sacrificar cuando nazcan.Y de no ser zurdo el pequeño afortunado, u otro Referendum o se le corrige a la antigua usanza ¡A ver qué iba a ser eso! Que de casta le viene al galgo. ¡Antes drogadicto que diestro, Pablo!

Me debaten por las redes si tendría derecho a tener sus niños en una exclusiva clínica privada, Si sería coherente con quien ha defendido la sanidad pública.”

¡Pozi, jamía! A ver si por defender el sentido común, no vamos a poder "los rojos" tomar jamón serrano tampoco". Lo que sería incoherente es LEGISLAR lo contrario a lo que se ha promulgado. Muy de derechas esto.

Yo, como buen ELECTRODUENDE que soy, soy de izquierdas (no de Podemos- que ya quisieran ellos-, sino de Izquierda Radical) y no me gustaría que, tan solo por eso, no se me respetara mi derecho a ser FELIZ, como bien recuerda Carlos García Miranda en 20.

¡Es mi coño! O como diría la Bosch en sus Motivos Personales, arrojando la petaca despidiéndose de la tele y de ESE periodismo: "Es mi vida la que están en el aire".

"¿Pero quién te ha dicho a ti las PISCINAS DE VINO que yo puedo o no puedo tomar?" (OjO que ¡YO destapé el spoiler Gürtel!):


jueves, 17 de mayo de 2018

La reina de Sebo


Querida reina de Saba:

 ¡Perdón!

Querida reina de Sebo:

Esty (no sé porque te digo yo EXIT, igual me recuerdas al Mambo taxi de Mujeres y me lío), pero reina ¿te has visto en tus vídeos cachos de mierda?

Mírate, reina mora, que no verte a ti es la mar saura de complicado. 

Pues lo estás petando, querida, por los Youtuberas y por los 40 Principales estos, a costa de decirle “Gorda traicionera” a la gente famosa y cosas por el estilo. ¡Bravo! y Bravo.

A mí me encantas, pero veo que recibir tu propia medicina te indigesta un huevo frito. 

¡Cómo se te ocurre intentar cortarme la Electroentrevista por llamarte Autista y Pija! 

¿Acaso te pregunté si Síndrome de Diógenes sufres, aunque lo parezca totalmente?

Además, que ni siquiera te lo estaba llamando, te lo estaba preguntando.

“PREGUNTO”. 

Más claro: los bocatas de Panceta que te desayunas cuando te desvelas. ¿O son de chori?

Reina, para mí SER Autista es un halago y ser Pijo, pues también, sobre todo cuando las cosas se consiguen solas. Mola más que sufrir y trabajar. Aquí y en la Conchinchina. 

Sobre nuestra afrenta. Me explico para ver si así me crees

El caso es que te vi YO el otro día en el vagón de la Renfe. También iba en primera clase. Pero a mí me hacen descuento por Prensa (el 25% por ser de la FAPE) y no sé si a ti por Discapacidad también te sale más económico. De tenerla reconocida tú (que lo ignoro), pero vamos que según me dicen algunos que trabajan en eso, así al verte, te la darían

Entonces me dije, esto se lo tengo que preguntar, que soy yo muy curioso para enterarme de los descuentos (por Groupon ya dejé huella y titulares para el Shopping). Qué ratos.

Aunque claro, cortándome justo ahí la entrevista pues olvidé preguntártelo o hice como que me olvidaba por no hacer GRASA contigo. Pasé a Gisela. ¡Todo Celebration!

Gisy: que sepas que al principio me sobrabas en la entrevista y te lo dije, pero como no olvidas tu Casanova y recuerdas con una sonrisa tu NO paso a la final en Eurovisión, te quedaste ahí para hacerle un homenaje a Andorra. ¡Qué políglota eres Sánchez Vicario!

Esty: de tu serie no voy a hablar. Te pediría, por favor, que cuando vayas al cine no te sientas la reina de Saba y te pongas a comentar en alto tu propia serie porque el público ya ve lo que pasa sin necesidad de una cotorra al lado que lo retrasmita gritando. ¡Dios!

De Looser, de cómo está escrita y dirigida, ya digo que no criticaré nada. Básicamente porque la produce uno de los Javis con el que quiero polvo de estrellas. De producirla Robert Mulligan (no fui yo, lo juro) sería Destroyer Total. Justo y objetivo: Profesionala

Que, por cierto, iba yo vestido de Lydia Bosch debajo de esa gabardina para hacerle la imitación del anuncio de Silueta a mi Ambrossi y decirle que soy su Bosco particular...

...Y al final darle mi prefijo y mi iPhone.

El precoital fumado. El post será sin en el descalabro de Lisboa ni el MAL. Ya habrá más ocasión para hacerte un generoso cruce de piernas, argentino mío, sonriéndote mientras te cuento con la calculadora las respuestas acertadas. ¡Publicidad, Javichus! Naíf. Sniff.

Lástima el NO puesto 18 para que Gisela nos hubiese dado más visitas con su pronóstico. Estuve cruzando los dedos. Hija, anda que tú también (aquí te citaba yo en las radios). Mira, la próxima vez que te pregunten un puesto para tus compañeros de Eurovisión en los próximos años, si no sigues en el Lidl a la venta, no les pongas de los últimos que quedas de envidiosa y chunga. Entendemos que tú no eres una Casa de Apuestas, sino solo compi de musicales. Todo belleza por dentro. Se te huele. Como actriz: 6,25. Y subiendo...

Y Mucho Más Mejor (todo hay que decirlo pensando en ESTO): mola mucho, de Looser, la escena en la que apareces poniéndote como una jabala y hablándole a Gisela con la boca llena sin parar, en el piloto. Te lo digo ahora que estarás en casa rebañándote los nudillos. 

Siento, de corazón, que cuando me pides en el vídeo“¿PODEMOS PARAR?” y yo no te lo permita a carcajadas, estuvieras ahí estancada en ese sillón del Alcampo haciendo la fotosíntesis, cual Emma Cohen, que no pudieras salir corriendo. Pero tú eres joven aún.

No recordarás el Caiga quien CAGA. Soy como Carbonell (otro amigo de la Bola de Cristal), con más pluma. Aunque me encanto. De tenerla poco más grande, me violaba. 

Así que si La Sexta decide hacerle una versión gay al programa de las gafas de sol para fracasar en dos días de emisión... creo que soy de guardar, que me llamen. ¿Ok McKey?

Bueno: EXIT, ESTY, TESIS o STEISY (¿te atreverías a ir a que te coman en la isla?, que tienes nombre de Superviviente,  ¡Dime!), que te deseo mucha mierda con tus cosas y que me caes de Pila Máster. Y encantada. Ya conoces a Electroduendes y cómo las gastan.

Hasta la próxima estación,

Bosco P.
(Para mí por ser yo: Alicia Sí).


miércoles, 9 de mayo de 2018

Los Mundos Del Yuppie


Ver Los Mariachis de Pablo Remón no es fácil. Y no porque sea inaccesible (Teatros del Canal, Cea Bermúdez, 1), ni porque cueste una pasta la entrada (10 euros la butaca sin descuentos), ni porque no esté ya sumamente reconocida y nominada a premios (ronda final en los Premios Valle Inclan), sino porque te deja resaca. Y de las lúcidas. ¡Flush Redux!

Mucha resaca. Ese poso que limpia y mancha. De esos cuya digestión absoluta llega cuando la reflexionas en casa. Desde el reposo, como cuando comemos de pequeños y no nos dejan meternos al agua por temor al corte de digestión… Aún sin comprender del todo lo que uno ha visto, pero casi llegando a digerirlo por completo, ¡chapuzón! Solo podemos entender lo que aún no entendemos y eso magnifica el resultado de esta pieza teatral que atrapa y absorbe. 

Como un gin-tonic mal tirado se siente Los Mariachis, o como una caña desparramada a la imagen esperpéntica de ESE personaje que ha perdido modales entre sus iguales, pues ya no lo son tanto. Misma familia, pero distinta especie. Otra fauna.  Corrupción 0,0. Desigual 100%. Mismo espacio y a años luz unos de otros. Run-Run tormentoso que solo los primos escuchan.


Fiel a su espíritu burlesco y comediante, Pablo Remón (Munster de Electroduende) comienza Los Mariachis entre un huracán de risas gracias a lo carnavalesco de personajes sin dobleces y otros “doblados”.

Las dos Españas: la de los Mundos de Yupi y la de los Mundos del Yuppie. La que pierde y la que pierde aún más. La España que ríe y la que sueña que ríe. Hasta ahí, Chachis. Los Marichachis. Pero las risas se van congelando, luces bajando, personajes perdiendo aliento. Resacón. Resacón en El Canal.


Tras el espejismo de cielo fresco que supuso El Tratamiento, Los Mariachis supone la bajada a los infiernos en un autor que toca lo costumbrista y lo embellece, se mofa del escándalo político y lo hace humano, y se enorgullece de no ver sin sentir más que asco y miedo entre disparates.

En esa bajada, ya real en el ascensor, que este Electroduende tuvo tras ver el espectáculo, se escuchó comentar a unas señoras más mayores que yo: “COMO LA VIDA MISMA”. Bajábamos al -1, pero el ascensor paró en el Cero. Hubo un silencio en la parada. Hasta ahí se pensaba en Los Mariachis. Y las puertas se abrieron de nuevo para la salida. Dejan huella. Dejan resaca.

Esa sensación agridulce, esa paliza interior que uno siente tras el oscuro, impiden responder ‘SÍ’ si te preguntan nada más verlos si lo has pasado bien. Las piezas teatrales filosóficas que entran tan bien tienen esta grandeza. Como la de acordarse, sin apuntarlos, de parte de sus magistrales diálogos. “El AMOR es esa mezcla de conexión espiritual, sentimiento y sentido”.

Explicaba Juan José Millás en uno de sus libros: la ganancia con la pérdida o cómo sentir liberación plena al desprenderse en las mudanzas de las cosas que uno conserva. Aquí, las cosas de la lista, las subrayadas por ser de uno y las impuestas por obligación familiar, atan, condenan y llevan a la perdición. Solo ese final a lo Taxi Driver puede dar respiración a alguien asfixiado. Quién más, quién menos, víctimas de nuestras circunstancias, a veces escogidas libremente, pero siempre condicionadas desde pequeños, al menos en este país y en los que por arriba nos rodean: todos estamos con el agua o con el humo al cuello. Más que sin aire.

Y en Los Mariachis se nos cuentan como cuando éramos pequeños y no podíamos entrar al agua sin hacer la digestión. ¡No hagan caso a mamá! Atrévanse a pegarse un chombo con este bocado de realidad en la boca y regresar a esta inocencia perdida para ver cómo se vuelve a perder. ¡Bienvenidos al vómito!


Los Mariachis, hasta el 27/05/2018, Teatros del Canal (Madrid).

Lo Electromejor ¡Choca los 5!

1)      El texto y la dirección escénica.

2)      Todo el elenco fantástico, pero a destacar especialmente la gracia intrínseca con la que cuenta el actor Francisco Reyes, habitual de Remón, (en el anterior El Tratamiento también lo bordó). Admirable payaso (bien leído, siempre).

3)      La inspiración en el personaje predestinado de Travis en la comentada referencia a Taxi Driver.

4)      La metáfora de la llave: ¿la tiramos? ¿abrimos? ¿cerramos? ¿heredamos? Volverá.

5)      Lo muchísimo que le queda por dar guerra, con efervescencia que destila resaca patria.