martes, 18 de noviembre de 2008

A la par


Generación DF
no es Impares, pero lo parece por sus críticas contra lo socialmente aceptado, sus personajes estereotipados a veces, pero también espontáneos y reconocibles, sus actores (algunos coinciden) y, en definitiva, por ese puzzle de relaciones eventuales o duraderas.

Esta Generación DF es de "Definición Floja" (iluminación plana, realización casi casera...), pero con unos guiones excelentes . Creí, anoche, que estaba viendo Impares en Antena Neox o Nova, y es que la nueva serie de Antena 3 recuerda en todo a la serie de parejas, pero la supera al abordar más temas que las relaciones de dos. La gana también por la fuerza crítica con la que la voz en off (no es el pedante Carlitos de Cuéntame cómo pasó) va introduciendo a cada personaje, describiéndonoslo por sus verdaderos pensamientos, mostrándonoslo miserable pero superviviente en cada escena.

Me reconocí a mí mismo y a otros como yo, a los de la mayoría de la Genaración Después de Franco, (preocupados por el sexo, por los niños, por el trabajo o por el qué dirán), y eso es algo nuevo en una serie española del siglo XXI. Hasta ahora, las comedias abordaban temas que escapan de lo real: situaciones al límite resultas con chistes facilones (La que se avecina, Aquí no hay quien viva), bromas machistas sin tramas sólidas (Escenas de Matrimonio) o chistes fáciles con personajes de comic (Camera Café, La tira, Maitena).

La nueva serie de Antena 3 no pasará a la historia ni por su factura, que es baja, ni por sus grandes audiencias (consiguió menos de un millón de espectadores en su estreno), pero sí por hablar de solidaridad, amistad, sexo, chats, alquileres, política... como lo hacemos en las conversaciones de a pié de calle. Y con un punto de vista crítico y divertido.

Esta serie es un espejo de lo que pasa en el día a día y eso se agradece. Envidio a los guionistas que trabajan en esta producción y a los que no les dicen: "Necesito un chiste por frase", sino: "sal a la calle, observa, relacionate, y escribe. Rómpelo, piensa en que harías tú en esa situación, y vuelve a escribirlo."

Se nota que los creadores de Generación DF van a la par con lo que pasa aquí fuera, y se atreven a hacerlo con una autocrítica muy positiva. ¡Enhorabuena!

7 comentarios:

IVAN REGUERA dijo...

Que dure. Aunque se flojo, que dure. Porque comparado con el resto... Suerte a los guionistas para que no tengan que pasar al chiste por minuto.

Dani dijo...

Y los actores están fantásticos. Pero la echan muy tarde, no la acabé de ver.

Anónimo dijo...

No puedo creer que te gustara esta serie que es ANTItelevisión. Mal rodada, pésima calidad, y lo mismo de siempre pero aburriendo. Durará dos lunes.

tXEMA dijo...

Anónimo... hay un mundo ahí fuera, y Generación lo describe con bastante acidez y escepticismo. Estuvo cachonda.

Anónimo dijo...

Me ha encantado mucho tu frase sobre los guionistas, aunque yo cambiaría eso de "sal a la calle, observa, relacionate, y escribe. Rómpelo, piensa en que harías tú en esa situación, y vuelve a escribirlo." y la reescribiría de la siguiente manera: "A los guionistas de "Generación D.F." les dicen "sal a la calle, observa, relacionate, y escribe. Piensa en que harías tú en esa situación, vuelve a escribirlo... y luego... ¡rómpelo!". Porque pena de árboles que han muerto para convertirse en papel para semejantes guiones viejos, apagados, sin gracia, sin estructura... bueno, sin casi nada.

Los jóvenes de la generación después de franco están "preocupados por el qué dirán". Más deberían estarlo los guionistas.

Marta dijo...

La premisa es buena, los guiones a veces flojean al igual que ciertas actuaciones pero aún así es algo refrescante en el panorama televisivo. Pero no puedo con dos cosas: esas risas enlatadas sacadas de series ochenteras/noventeras como "Primos Lejanos" o "Cosas de Casa" y la voz en off de Ramón Langa, no digo que a veces no tenga gracia, pero las menos... Aún así le daré una nueva oportunidad

Bosco Palacios dijo...

Anónimo, es una buena serie. Marta, Ramón Langa... siempre será el niño de 'Cuéntame...'