martes, 20 de noviembre de 2012

Torrismo




Por Bosco Palacios:

Tórrida, la impúdica comunicadora, entrevistó este lunes a Saritísima en una entrevista con dos colaboradores de lo más maricas malas. De manual de after de Chueca.

La charla, olvidable al 100%, consistía en reírse un rato de una señora de 83 años haciéndole preguntas y comentarios sexuales de lo más explícitos y vomitivos. Después llegó Zeus a sorprender a su mamá con cara de embobado y terminó el invento.

Pero ¿qué invento es esto? ¿Es que no se le puede dar a Sara en su recta final en televisión unas colaboraciones o entrevistas que no la hagan desmerecer?, ¿tan poco respeto nos queda para los mayores y los que fueron tan grandes?

Lo de Tórrida no acabó ahí… Después de Saritísima se habló sobre mucho más sexo, sexo del caro.
-          
     - El vibrador de diamantes de Victoria Beckam, ¿qué os parece?
-    
     - ¡Una maravilla!

Así, con este tipo de conversaciones obscenas nos ameniza la fina de Cristina Tárrega las noches de la pública madrileña. Cada vez más púbica, gracias a ella. Y luego dará paso a llamadas de gente, los madrileños que le pagan su sueldo, que no tienen nada qué llevarse a la boca. Detestable.

6 comentarios:

alx dijo...

Sinceramente su digamos crítica tampoco parece mucho más elevada. No digo que no tenga razón, pero..., es una pena que termine uno dando vueltas en el barro que critica : (

Saludos

Bosco Palacios dijo...

Sí, me ha faltado añadir que los vibradores de swarovski son lo más de lo más para ponerme al nivel.

Anónimo dijo...

El comentario de las "maricas malas" sobra, ¿no?

latanace dijo...

Sara Montiel es de las pocas mujeres con las que se puede hablar de sexo. Antes de esa entrevista, los dos periodistas le preguntaron si tenía algún problema. A lo que ella contestó que no, que al contrario, que le gustaba mucho hablar de sexo y contar sus experiencias. Ojito con demonizar el sexo y adjudicárselo solo a lozanas mujeres. Y lo de "maricas malas" SOBRA.

AntWaters dijo...

Totalmente de acuerdo con los comentarios. La crítica no se llama así porque tenga que ser en un tono...; despectivo. Es como aquello de cazar monstruos y terminar convertido en ello.

Además, es terrible ese jerarquía de homosexuales posibles. Qué casualidad que al que sí hay que respetar, se parezca tantísimo a un hetero. Genial.

Bosco Palacios dijo...

Las maricas malas de after de chueca existen y existirán toda la vida. Pueden ser hombres, mujeres, heteros, bisexuales, asexuales, gays o lesbianas... no tiene nada que ver con la orientación sexual, aunque normalmente suelen ser pasivas agresivas.