miércoles, 27 de abril de 2011

Los desayunos de Sálvame



El guirigay de Sálvame llega a límites insospechados. Los autores de la peor televisión que se pueda hacer en España se meten ahora a hablar de manipulación informativa y de calidades en la televisión pública. 

A efectos prácticos deberían de tomar medidas primero en su cadena y luego hablar de las demás. ¿Acaso no les quedaba más cerquita darle pal pelo a Ana Rosa y sus últimas faltas legales, por ejemplo?

Aunque una la financiemos todos y la otra la publicidad, ambas de cuelan en casa del espectador con la misma facilidad e influyen con el mismo poder en su futuro voto. 

Pero lejos de hacer un ejercicio de autocrítica sobre contenidos manipulados y debates absurdos, los de Telecinco prefirieron dedicarle un buen tiempo de su programa negro a lo sucedido en Los Desayunos de TVE ese día.

Resulta que la polémica Pastor-Cospedal no fue tan "enzarzada" como se ha dicho en los medios. Muy respetuosamente periodista y política opinaron sobre la imparcialidad de la televisión pública y, aunque parezca contradictorio analizarlo así, las dos llevaban razón.

Cierto es que la TVE de ahora permite espacios de debate que en la era Aznar eran impensables, pero también es cierto que está políticamente dirigida. Los aires de sus debates, el peso que cae en los informativos en determinados políticos y noticias, y de vez en cuando esas imágenes de Rajoy mezcladas con algún terrorista (siempre fruto de errores técnicos) para risoteo de los redactores.

La televisión pública no es plural porque en este país hay más realidades que el bipartidismo radical que debates como también La Noria y otros de Telecinco crean continuamente. 

Este miércoles fue Llamazares al espacio de las mañanas de La 1 y habló de la brutalidad del intervencionismo en Libia, ¿se preocuparán medios tan comprometidos con el pluralismo y la libertad como Sálvame de tocar este tema o es que sólo tocaba cañear una polémica vecina para esconder lo propio?, ¿sólo interesa el debate "de vote"?

Y tampoco estés tan segura, Pastor, de que en TVE hay el mismo sitio para todos. Todavía seguimos esperando que por la casa aparezca Rosa Díez o alguien de UPyD para dejar claro que, a pesar de no tener hueco en la financiada por todos, pueden convertirse en la tercera fuerza política del país en las próximas elecciones. 

No tendréis una pregunta para Rosa Díez, pero cada vez somos más los espectadores de esa tele "plural y no polítizada" que le daremos respuesta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy injusto que en espacios públicos no haya representación de todos los partidos políticos.
Yo votaré a Rosa Díez pero cuando lo digo mucha gente me pregunta ¿y esa de quién es?¿del psoe o del pp?

Anónimo dijo...

Vaya tela de post. Digno del gabinete de prensa de la chaquetera Rosa Díez (veamos si este blog es tan plural como quiere que sea TVE y no me eliminas el mensaje)

Bosco dijo...

¿Eliminar el mensaje?, ¿Estás acostumbrado a que te lo hagan los de "tu grupo" y temes que todos seamos iguales?

¡No estoy de acuerdo con tu opinión, pero me encanta que exista! Esta también podría ser una buena definición de "democracia", si se practicase más.

Gracias por comentar. Un saludo!