miércoles, 2 de marzo de 2011

Qué bien, qué bien... hoy comemos a Isabel

Esta y no otra sería la canción preferida de la productora Cuarzo y de Telecinco. Isabel, esposa del asesino de la niña Mari Luz, continúa en prisión preventiva a la espera de juicio. Los coletazos de la polémica vivida entorno a su mediática entrevista continúan y así lo debatimos en Sospechosos Habituales:





AR en un intento poco humilde por justificar lo injustificable habló en su programa de envidias, de exclusivas, de ganar a la competencia y de llevarse el premio. Para ella, el ser humano que había detrás, destrozado y al borde del colapso, importaba muy poco.

En cuanto a la exclusiva que dice que dio y que ayudó tanto en el caso, no lo es tanto. La mujer ya había declarado esta versión ante la policía y se había incluido como prueba en el juicio. Pero no importa tanto la verdad como que lo macabro y morboso suceda ante las cámaras.

Las asociaciones de telespectadores están hartas de denunciar a Telecinco. Siempre es la misma historia: se infringe la ley, se esperan cuatro o cinco años hasta que haya sentencia sin recurso posible y después se paga. Dinero hay para hacerlo porque se hace mucho con el daño y el espectáculo. Al final nunca pasa nada y la historia se repite.

Por eso es tan importante el Consejo Audiovisual propuesto por el Gobierno. Prefiero mil veces la censura que el todo vale. Prefiero, sin duda, que a Telecinco le prohiban hacer esta televisión a que le permitan producirla, emitirla y degustarla. Comer con Isabel es una cosa y comérsela a ella es otra.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Prefiero mil veces la censura que el todo vale. Prefiero, sin duda, que a Telecinco le prohiban hacer esta televisión a que le permitan producirla, emitirla y degustarla".

AMÉN.

-IVAN-

Bosco dijo...

Amor a Amén.