jueves, 26 de febrero de 2009

Todos fueron Emilio Gutiérrez




Eran otros tiempos cuando el debate antiterrorista dividía partidos políticos y cadenas de televisión. La época en la que Zapatero decidió hablar con ETA fue el último reducto para usar el terrorismo como arma política y de posicionamiento ideológico. Afortunadamente las cosas han cambiado y si hay algo indiscutiblemente bueno que nos ha dejado el suceso protagonizado por Emilio Gutiérrez es la unión total a su favor por parte de políticos, partidos, cadenas de televisión y periodistas.


Este cierre de filas en torno a la comprensión y entendimiento de la respuesta del joven vasco trajo momentos televisivos imprevisibles como, por ejemplo, no saber si uno estaba viendo Cuatro o Telemadrid.

Ayer vi los dos debates políticos hasta ahora más predecibles y posicionados: El de Curry Valenzuela (siempre a favor del PP) y el de Concha García Campoy (inevitable panfleto socialista) . En ambos se debatió la noticia del día ( Emilio Gutiérrez, el hombre que el martes "no pudo contener su rabia" y atacó la Herriko Taberna de Lazcano), y créanme si les digo que, contra todo pronóstico, el debate de Curry fue más comedido, más sosegado y menos pasional que el de Campoy.


En los dos platós se entendió y comprendió la actitud de Emilio Gutiérrez, aunque también en los dos se repetía que la violencia no conduce a nada (ya saben, eso de fomentarla públicamente también es un delito). Sin embargo, los de la derecha (Telemadrid) midieron sus palabras bastante más que los de la izquierda (Cuatro), a los que se les notaba más liberados, respirando con gran vitalidad el momento y sonriendo, casi aplaudiendo, la valentía del vasco.

Quizá, están tan desenmascarados los periodistas que defienden al PP, que prefirieron, por temor a que se les viera demasiado el plumero, no restarle protagonismo al valiente acto del vasco y lo máximo que se atrevieron a etiquetar el suceso fue de “comprensible”.

"Los de izquierdas" por su parte, encontraron en la valentía del joven el colchón para saltar contra los terroristas. Opiniones congeladas en su corazón desde hacía tiempo. No sólo les pareció entendible y comprensible su actitud, sino también irremediable. "Ya era hora, y lo que no entendemos es cómo ésto no había estallado antes", coincidían los comentaristas de Campoy (los de la izquierda, recuerden).


Sin duda, este ha sido el verdadero logro de Emilio Gutiérrez: el mediático. Unificar por fin en materia antiterrorista las dos ideologías del país. Animar a los que antes defendían el diálogo con los terroristas a clamar la posibilidad de defender otras medidas, a saltar desde sus tribunas de opinión contra los terroristas sin ningún complejo.

"Los periodistas de Zapatero" han cambiando su discurso de "ojalá se acabe esta guerra entre ETA y España, esta lacra" por el de "ya era hora de que un vasco dejara de estar secuestrado en el zulo de la cobardía y el miedo".

Los contertulios, tanto de derechas como de izquierdas, y muchos de ellos amenazados por la banda, criticaron el ojo por ojo, pero entendieron la defensa propia y vieron en la respuesta de este joven "la gota que colmó el vaso".


Creo que este suceso ha sido el inicio del fin de esa terrible creencia que legitimaba a los de izquierdas tener una actitud benevolente con los etarras y a los de derechas los etiquetaba de fachas y extremistas en sus discursos.

Emilio destruyó la Herriko Taberna, sí, pero también se ha cargado el distanciamiento mediático. Gutiérrez nos unió a todos, homogeneizando ideologías y opiniones pacifistas y a la vez valientes.

Creo que afortunadamente no hay marcha atrás, porque desde y gracias a la respuesta de Emilio contra ETA todos los canales y sus representantes se sintieron él y en materia antiterrorista ya no quedan estrías para el debate. Ojalá no sea un hecho casual y sigamos juntos HASTA EL FINAL.

7 comentarios:

Dani dijo...

Hasta que estas cosas no se generalicen no habrá manera de sacudirse de encima a esa manada de fascistas que se enrosca sobre las siglas de ETA.

Sara dijo...

Este Emilio es un verdadero heroe y nos falta unos 300.000 mas de este estilo.

Anónimo dijo...

Una manada de ertzainas aparecieron rápidamente, no vaya a ser que ese fascista lastime a un futuro etarra...

Anónimo dijo...

buenas .. es verdad que se produjo unanimidad en los debates .. pero tu no eres ecuanime .. mientras que a telemadrid la llamas "partidaria del pp" , a las mañanas de cuatro "panfleto socialista".. te digo una cosa , los fachas seguiran siendo fachas por mucho tiempo que pase .. ademas estas obsesionado con rostros progres .. porque no comentas los rostros fachas , pero fachas de intereconomia , por ejemplo, o de veo tv. o de alguna que otra cadena que hay por ahí.. empieza por a termina en tres .. kizas eres uno de ellos .. a saber ..

punk dijo...

en fin, que no kiero yo ofenderte ni nada parecido, solo es una reflexion acerca de tu artículo .. solo eso ..

punk dijo...

por cierto el anonimo de antes soy yo .. perdon por no haberme identificado ..

bibi dijo...

Me encanta el punk, impulsivo y reflesivo al mismo tiempo.
Respecto al tema, ni fuerzas del orden ni diálogo van a acabar con Eta.
Quizá si deaparecieran los políticos, si no les necesitáramos, no les mencionáramos tanto, si no estuviéramos siempre esperando que lo arreglen ellos todo...